miércoles, 4 de julio de 2018

¿Qué pensará Mariló de la operación Enredadera?


Firme, con ideas claras y teniendo meridiana la forma. Con su silbato y sus manos transformaba un atasco en una vía fluida. Con energía, diariamente, descongestionaba el puente de Hierro o la plaza de España.

Mariló Moreno, policía local, dedico su sonrisa, su talante y sus buenas formas en beneficio de los zaragozanos. Tanto que, como muchos de sus compañeros, hoy sus rodillas le pasan factura. Su entrega fue absoluta a un cuerpo donde había pocas mujeres cuando ingreso. Tarea hermosa la de velar por la seguridad de Zaragoza.

¿Qué piensa hoy Mariló de lo sucedido con la macro operación Enredadera?

Responsables de policías locales de ciudades españolas están siendo investigados, por el momento, no se sabe cuál es su implicación. Una trama en la que las denuncias de tráfico, radares y semáforos son las armas del delito.

¿Qué piensa Mariló después de tantos años de servicio? ¿Qué piensa cuando ella, como muchos, pedían una alta médica anticipada para seguir trabajando?

Hoy todos resolvemos con más sencillez el enigma. Hemos pensado alguna vez el porqué de tanto control para mejorar nuestra seguridad al volante, por qué no se invertía más en educación y menos en aparatos recaudatorios. La respuesta nos ha dado un vuelco al corazón. Con la seguridad vial no se puede jugar.

Como bien dicen los mayores: antes con menos semáforos los atascos eran más pequeños.
Rotondas, semáforos, radares… País en el que pocas cosas se salvan de la picaresca. Cuanto pícaro por investigar. Aunque también la sabiduría popular insiste: "el pícaro y el villano lo pagan tarde o temprano.

¿Qué pensará Mariló?