martes, 23 de julio de 2019

El órgano de Caspe


Compromiso de corazón con la tierra. 
Un lugar que devuelve con creces el cariño invertido.
Fue en 2012 cuando un grupo de entusiastas se embarcaban en una aventura que pasará a la historia. No consiguieron un reino. Si lograron una hazaña por la que serán recordados.

Hoy el interés por el sillón de unos pocos, a la inmensa mayoría, nos dibuja una mueca de preocupación. Las preguntas afloran sin pretenderlo ¿Qué tendrán los ministerios que tanto atrapan? ¿Qué poder el de las consejerías que llevan al olvido de promesas? Y, en el recuerdo  una Colegiata, un órgano y unos tubos con nombre propio.

La historia es sencilla y prodigiosa a su vez.
La hermosa iglesia poseía en su interior un retazo de lo que fue un valioso instrumento. Los avatares de la historia lo habían destrozado. En la segunda década del 2000 no llegaba el presupuesto para su restauración.

Las gentes de buen corazón, enamoradas de su ciudad, decidieron pedir a los caspolinos que vivían en el ancho mundo, su ayuda. Con cantidades pequeñas y grandes todos respondieron. A cambio, el nombre de personas o familias, quedaba inscrito en cada tubo que se contribuía a restaurar. 
Entre todos lo lograron.

En pocos años el órgano de la Colegiata de Santa María de Caspe, llenó de exquisitez la nave central y las capillas.
Como en 1412 se celebro gran fiesta para festejarlo.

Al subir la regia escalinata flanqueada de palmeras y adentrarse en el edifico que selló un Compromiso, muchos sienten cada día, la emoción de saber que son parte de la historia.

En esta semana de algunos discursos vanos de cara a la galería, sin fondo…mirar hacia el Bajo Aragón, junto al embalse, nos torna la mueca en sonrisa.

En un mundo donde se pretende hacer válido el interés personal frente al general, el órgano de Caspe es un claro ejemplo de que, en el mundo real, todavía gobierna el interés por el desinterés.

martes, 2 de julio de 2019

La vida en Aragón, más que vida



"Siempre hay flores para quien quiere verlas", decía Matisse.


Gracias por todas las que, a lo largo de esta temporada, han llenado nuestro tiempo de radio.


Mucha vida, pura vida, la contada y sentida a cada minuto. 
Unos meses apasionantes plenos de optimismo, de excelentes noticias y mejores profesionales como protagonistas. 
Programas de radio en los que, también, hemos sido beligerantes con toda la información que nos ha removido, por lo contrario. Polémicas en el Ayuntamiento de Zaragoza, con decisiones de dudoso "bien común “de la anterior corporación. Nos hemos puesto en la piel de las víctimas del terrorismo, al saber, que un equipamiento municipal, era usado para acoger una conferencia de miembros del GRAPO. Hemos reflexionado sobre la medida de eliminar la UAPO, la unidad especial de la policía local de Zaragoza o su Unidad de Caballería. Hemos investigado sobre la partida de 300.000 € para ayudas a las residencias musicales del auditorio de Zaragoza. El sector primario, la limpieza del Ebro, la sanidad, los bienes de Sijena, la educación, la despoblación, las elecciones y sus largos tránsitos,...

Contar la vida con las voces de sus protagonistas, siempre, ha sido el objetivo marcado. 
Documentar todo aquello que hemos contado ha sido principio fundamental. En un mundo que pretende hacer historia golpe de titular, en La Vida en Aragón, hemos documentado cada frase emitida. Información frente a opinión, sin base, ha sido la tarea diaria.

El error, involuntariamente, habrá aflorado en más de una ocasión, pero contrastar cada dato nos ha ocupado muchas horas diarias.

Gracias a los oyentes, amigos, contertulios y entrevistados.
A todo el equipo de esRadio y La Tele TV, gracias por su profesionalidad y cariño.
A Celia Soria, directora de esRadio y La Tele TV, gracias por su confianza, fundamental para abrir cada día este programa.
Gracias, especialmente, a los que han sido los impulsores de este tiempo de radio, por  su inestimable apoyo: Cafés AYS, Manos Unidas, Hermanos Justo Cerrajeros, Laboratorios Ceydes, Centro Comercial los Porches del Audiorama, Cosmética Bio Helixium, Clínica Vintanel y Moreno, Balbino Lacosta, Teatro Arbole, …

A mi querida, Amelia Ríus, mi agradecimiento infinito por su inteligencia.

Hacemos un receso vacacional.
Volveremos en septiembre de nuevo felices.
La vida en Aragón, más que vida, sigue camino.

jueves, 27 de junio de 2019

Impugnación a la vista


Se pide la nulidad y que el proceso vuelva repetirse. 

Una reclamación llegaba ayer al ayuntamiento de Zaragoza.
Es un serio aviso a navegantes. Se piden explicaciones sobre el proceso seguido al otorgar ayudas por valor, en algunos casos, de 50.000 €. 

¿Quién es el responsable final? 
Convocaba la concejalía de cultura del ayuntamiento de la capital del Ebro, hace dos años. Ayudas para los músicos, residencias musicales en el auditorio de Zaragoza. Promoción de la música y difusión del trabajo de estos profesionales era, en principio, una idea extraordinaria. Eso sí, a lo grande, con seis grupos residentes. Una medida importante si la comparamos con otras ciudades españolas en las que tan solo un grupo recibe la cesión del espacio, he incluso, se le puede contratar un concierto o no, dependiendo de la calidad de su trabajo durante ese tiempo como residente.

Este pasado mes de mayo, previo a las elecciones municipales y autonómicas, se volvía a convocar a las formaciones musicales a selección. Se sacaban las bases y se procedía a otorgarlas. Un proceso en el que muchos se llevaron las manos a la cabeza. Se habló, se criticaron las formas y se ha pasado a la acción. Podría impugnarse esta resolución. ¿Quién era el jurado? ¿Qué criterios racionales se han seguido?

De los 13 proyectos presentados, ya advertía la concejal María Navarro, a declaraciones de esRadio Aragón: "Algunas no cumplían los requisitos requeridos respecto a la antigüedad, pagos de seguridad social y hacienda al corriente o viabilidad económica". Sin embargo, se les premio con 50.000 €. Un proceso extraño, rápido que "dicen" se hizo para favorecer a formaciones musicales cercanas en amistad al concejal Rivarés.

El caso es que "ha estallado la bomba". Además de palabras y palabras se ha pasado a la acción. Una de las formaciones musicales que participaba en la convocatoria y no era seleccionada exige se expliquen dudas más que razonables. Una reclamación administrativa está en curso. Podría incluso ser punto de arranque para invalidar unos resultados que, en algunos grupos, no se entienden. Alguno no debería haber podido optar ni a la convocatoria. Alguno, sin mezclar el grano con la paja.

La valentía y la razón son armas más que suficientes. Con argumentos y hechos se llega a la verdad. No es sencillo ser valiente en un sector en el que quien habla puede quedarse sin trabajo. Pero estos profesionales están tan cansados de "pillerías" que ya alzan la voz y los escritos. Ayer el primero.

Cada uno es responsable de su gestión. El tiempo todo lo pone en su lugar. No se puede gobernar a golpe de amiguismo despotismo. Ya aflora el iceberg.