martes, 1 de octubre de 2019

Un borrón...

El mejor escribiente echa un borrón….

Si uno se detiene en los detalles, podrá observar algo que parece haber pasado inadvertido a la inmensa mayoría de zaragozanos.

Decía un gran decorador que cuando queramos ocultar un rincón poco agraciado de nuestra casa, lo mejor es llenarlo de adornos, hacerlo protagonista, que se vea tanto que nos parezca hermoso.

Así ha ocurrido en el anuncio de  unas medallas y galardones de honor. Se entregarán al inicio de las fiestas del Pilar de Zaragoza.

Son los Hijos Predilectos, Hijos Adoptivos, personas que han destacado y trabajado por la ciudad, por los zaragozanos y por el mundo. Es de destacar la figura de un militar formado en la Academia de Zaragoza. Su rápida acción salvo vidas en Mali. Extraordinario su trabajo.
A destacar también la tarea de Carmen Magallón en la ciencia, las hermanas Aleyo en pádel, La banda del Canal, Ademan o Saica.

Pero… El mejor escribiente echa un borrón…
En esta lista alguien falta por nombrar.
Una parte importante de las personas que conocen la trayectoria empresarial del innombrado, seguro abrieron mucho los ojos al conocer el reconocimiento. Revestir una acción y a una persona con titulares grandilocuentes no es suficiente para crear una historia real, piensan quienes estuvieron cerca. La verdad tarde o temprano aparece, así ocurre con los ojos del Guadiana.

Son muchos los que hoy callan, ante la nominación y entrega de un reconocimiento que bien merece un meritaje probado.

Curioso mundo esté en el que a golpe de titular, instantánea y gala, alguno se hace camino. En el que existen "empresas sociales" con poca luz, muchas sombras y dudoso fondo. ¿Qué hay realmente detrás de tantos miles de carnets?
Hace unos años la duda ya existía...obsérvese el escrito de cuatro años atrás.

https://blogmaytesalvador.blogspot.com/2014/12/a-quien-corresponda.html

Hoy el decorador contratado ha realizado un excelente trabajo.
Habría que investigar más los nombres a votar y no entretenerse tanto con los circos.

Tan solo el tiempo será juez.

domingo, 1 de septiembre de 2019

Rápida, audaz y certera...radio



La radio, que invento tan extraordinario. Arma de comunicación que, con sabio instinto, ha sabido sumar y no morir con el paso del tiempo. Lugar donde contar la verdad, vivir el mundo, denunciar lo injusto.

Ondas de radio en las que siempre hay lugar para la palabra sin filtros.

Emisoras que en lugares recónditos son el único medio para alfabetizar, educar o enviar mensajes de futuro.

Marconi en Bolonia o Tesla en EE. UU., nunca pudieron imaginar la inmensa labor social que su invento desarrollaría. Cuando en 1909 el italiano recibía el Premio Nobel de física, no pensó todavía en la magnitud de su avance compartido. Seguramente, aquel día, pudo ahondar en sus disgustos y peleas con Tesla por otorgarse la paternidad del invento. Recordaría también al ingeniero español Julio Cervera, quien trabajó con él unos meses, compartiendo sus investigaciones sobre sus avances en telegrafía. 

La radio fue un invento conjunto, como lo es el trabajo en ella.

La radio desde su nacimiento ha sido fuente de reflexión y controversia.

La radio une vidas.

125 años más tarde, muchos nos mostramos ilusionados al volver, un primero de septiembre, a enviar palabras, mensajes, reflexiones, sonrisas...a las ondas. Ondas hercianas que recorrerán km hasta ser captadas por un receptor. Un oyente que sonreirá, asentirá o ladeará la cabeza al no estar de acuerdo con lo escuchado. Una persona que comentara con los cercanos la noticia de la radio.

Como en las obras de arte hay algo en este invento que supera a la ciencia, a la lógica. La radio emite algo más que ideas. Desprende trocitos de corazón.

Es el medio de comunicación más rápido. Sucede y ya se ha contado.

Es el medio de comunicación más audaz. Permite todos los formatos.

Es el medio de comunicación más certero. Adivina las almas.
   
En la torre de antenas de los jardines de San Pedro, en Roma, Marconi inauguró Radio Vaticano en 1931. En el primer mensaje una palabra: arcano.
  
El misterio continúa cada instante en el que un amigo, sintoniza, conecta el sonido y escucha. Por él, a él le hablamos.

Volver a sentir la cercanía de la familia radiofónica es un enigmático placer.

Una nueva temporada aguarda.

martes, 23 de julio de 2019

El órgano de Caspe


Compromiso de corazón con la tierra. 
Un lugar que devuelve con creces el cariño invertido.
Fue en 2012 cuando un grupo de entusiastas se embarcaban en una aventura que pasará a la historia. No consiguieron un reino. Si lograron una hazaña por la que serán recordados.

Hoy el interés por el sillón de unos pocos, a la inmensa mayoría, nos dibuja una mueca de preocupación. Las preguntas afloran sin pretenderlo ¿Qué tendrán los ministerios que tanto atrapan? ¿Qué poder el de las consejerías que llevan al olvido de promesas? Y, en el recuerdo  una Colegiata, un órgano y unos tubos con nombre propio.

La historia es sencilla y prodigiosa a su vez.
La hermosa iglesia poseía en su interior un retazo de lo que fue un valioso instrumento. Los avatares de la historia lo habían destrozado. En la segunda década del 2000 no llegaba el presupuesto para su restauración.

Las gentes de buen corazón, enamoradas de su ciudad, decidieron pedir a los caspolinos que vivían en el ancho mundo, su ayuda. Con cantidades pequeñas y grandes todos respondieron. A cambio, el nombre de personas o familias, quedaba inscrito en cada tubo que se contribuía a restaurar. 
Entre todos lo lograron.

En pocos años el órgano de la Colegiata de Santa María de Caspe, llenó de exquisitez la nave central y las capillas.
Como en 1412 se celebro gran fiesta para festejarlo.

Al subir la regia escalinata flanqueada de palmeras y adentrarse en el edifico que selló un Compromiso, muchos sienten cada día, la emoción de saber que son parte de la historia.

En esta semana de algunos discursos vanos de cara a la galería, sin fondo…mirar hacia el Bajo Aragón, junto al embalse, nos torna la mueca en sonrisa.

En un mundo donde se pretende hacer válido el interés personal frente al general, el órgano de Caspe es un claro ejemplo de que, en el mundo real, todavía gobierna el interés por el desinterés.

martes, 2 de julio de 2019

La vida en Aragón, más que vida



"Siempre hay flores para quien quiere verlas", decía Matisse.


Gracias por todas las que, a lo largo de esta temporada, han llenado nuestro tiempo de radio.


Mucha vida, pura vida, la contada y sentida a cada minuto. 
Unos meses apasionantes plenos de optimismo, de excelentes noticias y mejores profesionales como protagonistas. 
Programas de radio en los que, también, hemos sido beligerantes con toda la información que nos ha removido, por lo contrario. Polémicas en el Ayuntamiento de Zaragoza, con decisiones de dudoso "bien común “de la anterior corporación. Nos hemos puesto en la piel de las víctimas del terrorismo, al saber, que un equipamiento municipal, era usado para acoger una conferencia de miembros del GRAPO. Hemos reflexionado sobre la medida de eliminar la UAPO, la unidad especial de la policía local de Zaragoza o su Unidad de Caballería. Hemos investigado sobre la partida de 300.000 € para ayudas a las residencias musicales del auditorio de Zaragoza. El sector primario, la limpieza del Ebro, la sanidad, los bienes de Sijena, la educación, la despoblación, las elecciones y sus largos tránsitos,...

Contar la vida con las voces de sus protagonistas, siempre, ha sido el objetivo marcado. 
Documentar todo aquello que hemos contado ha sido principio fundamental. En un mundo que pretende hacer historia golpe de titular, en La Vida en Aragón, hemos documentado cada frase emitida. Información frente a opinión, sin base, ha sido la tarea diaria.

El error, involuntariamente, habrá aflorado en más de una ocasión, pero contrastar cada dato nos ha ocupado muchas horas diarias.

Gracias a los oyentes, amigos, contertulios y entrevistados.
A todo el equipo de esRadio y La Tele TV, gracias por su profesionalidad y cariño.
A Celia Soria, directora de esRadio y La Tele TV, gracias por su confianza, fundamental para abrir cada día este programa.
Gracias, especialmente, a los que han sido los impulsores de este tiempo de radio, por  su inestimable apoyo: Cafés AYS, Manos Unidas, Hermanos Justo Cerrajeros, Laboratorios Ceydes, Centro Comercial los Porches del Audiorama, Cosmética Bio Helixium, Clínica Vintanel y Moreno, Balbino Lacosta, Teatro Arbole, …

A mi querida, Amelia Ríus, mi agradecimiento infinito por su inteligencia.

Hacemos un receso vacacional.
Volveremos en septiembre de nuevo felices.
La vida en Aragón, más que vida, sigue camino.