viernes, 9 de noviembre de 2018

Ana López: "Me siento humillada"


"Me siento humillada, siento rabia. Estoy perpleja ante un alcalde que es abogado y sabe que desde 1977 no hay presos políticos. Una víctima no puede ser tratada como basura. La sangre de los que se han quedado por el camino, es la que les permite a algunos, gritar ahora", así de firme se ha mostrado Ana López, víctima del terrorismo, esta mañana en esRadio Aragón y la Tele TV.  Lo ha hecho ante la noticia de las jornadas antifascistas organizadas en Zaragoza.


¿Quién ha llamado a las cosas por su nombre en este país? Seguramente muchos y sobre todo las víctimas del terrorismo.


Imagínense que cualquiera de nosotros es una de ellas. Piensen que, por ser militar, médico, policía, guardia civil, empresario, funcionario o simplemente pasar por un lugar, nos agreden o nos matan.


¿Cómo reaccionaría su familia al ver un cartel en el que los asesinos aparecen como presos políticos impartiendo una conferencia?


El estómago se nos revuelve. 
Las víctimas no han podido ser más elegantes a lo largo de los años.
¿Porque entonces no se tiene más respeto con ellas?


Se ha sido muy injusto con ellas. Cuando parecía que estaban tomando su lugar, se la respetaba y arropada, un nuevo varapalo llega.
 Surgen pequeños grupos que gritan mucho y que de nuevo faltan al respeto a las víctimas.
  
Si nadie lo remedia, este fin de semana en Zaragoza, dos ex graposs hablarán. Ofrecerán una conferencia para "erradicar el fascismo en España".
  
¿Con qué mirada ven este país quienes organizan esta jornada?

"El que mata es un asesino. A las víctimas se les deben muchos de los valores democráticos que existen en nuestro país. La sangre del que se ha quedado por el camino les permite gritar ahora aalgunos", afirmaba Ana López.

Todo tiene un límite. El límite está en la razón, el conocimiento de la historia y el respeto.
  
"Si no se respeta lo sagrado, no se tiene nada en lo que fijar la conducta".

Admiración siempre a quienes han dado su vida para que otros sean libres.

jueves, 8 de noviembre de 2018

¿Noviembre antifascista?


Noviembre antifascista en el Buñuel, así se anuncia. Añaden este impresentable cartel: Carmen López, ex -grapo. En el haber de esta mujer nueve asesinatos. En la conferencia también José Manuel Olarieta. Ambos presentados como expresos políticos. Será este fin de semana en Zaragoza.
Cuando los titulares están en el punto más alto de crispación todavía hay quien es capaz de subir el listón. 

Son ornadas que se organizan en un centro sufragado con dinero de todos los zaragozanos. Donde, dicen, no es necesario pedir permiso para organizar una programación.
Un cartel con un “rapero y represaliado político”, con “ex -presos políticos” que alas victimas del GRAPO les puede producir mas que dolor. ¿Alguien miembro de una banda terrorista que asesino a 9 personas es una ex – presa política?

Se utiliza extraordinariamente mal el lenguaje. Caminamos por un alambre como funambulistas. Consentimos demasiadas tropelías por aquello de lo “políticamente correcto”.

¿Dirá algo el ayuntamiento de Zaragoza? ¿Recordaran que en 1980 el GRAPO en Zaragoza disparó al Coronel Luis Constante? ¿Recuerdan fechas de 1983,1990 o 1995 con Publio Cordón?

Ayer era la policía local, las carpas otorgadas sin concurso público…hoy el “noviembre antifascista.
Todo por gobernar y por unas elecciones que están a la vuelta de la esquina.

“El hombre solo mantiene su equilibrio cuando camina hacia adelante”.
Algunos deberían mirar al futuro conociendo más los hechos pasados. De lo contrario pueden tambalearse.

 https://www.ivoox.com/08-11-2018-la-vida-aragon-audios-mp3_rf_29925320_1.html?autoplay=true

lunes, 5 de noviembre de 2018

Color "Estelar"


Tres espejos, dos láminas y objetos de varios colores.
Las imágenes se multiplican cuando giramos el tubo que las contiene.
La vida se detiene, la luz nos atrapa.



Tan sencillo como mirar un caleidoscopio para que el mundo se pare y suba el nivel de nuestras endorfinas. 
Tan fácil  como poner color para cambiar el recuerdo de una familia.



Fotografía: Ismael Embid
Cada día vemos como la mentira intenta apoderarse de los valores fundamentales. Y jornada tras jornada también nos sorprenden los colores de personas que luchan por dar luz a la corriente gris que pretende absorbernos.



La abogacía se revela, en Teruel las cuestiones políticas parecen ser más importantes que un Hospital. Mientras tanto, los gorritos de colores, en los pequeños, conquistan la UCI pediátrica del Hospital Infantil de Zaragoza.



Le dice Pilar Guallar, presidenta de la Asociación Estelar**:"Cuando vemos a una persona por la calle que lleva una venda le preguntamos que le ha pasado. Una venda implica dolor o herida". Pilar vio como, poniendo un poquito de color en las cabecitas de los prematuros, la imagen y el entorno hospitalario cambiada. El recuerdo para los padres o abuelos del tiempo ganado era menos duro.

Esta iniciativa ha obtenido un premio Teaming esta pasada semana. 

"Basta una palabra, un gesto, para llenar la vida", decía Teresa de Calcuta. Y en días de intentos de hacernos comulgar con ruedas de molino, el gesto de poner color, nos da mucha vida.

Es la magia de los caleidoscopios. La fuerza de las personas con enorme sensibilidad.