miércoles, 24 de octubre de 2018

De cara a la galería...


Básicamente una medida de cara a la galería. 
Hoy comisión de vestuario y reuniones con grupos políticos. Ayer, la concejal delegada de policía local, Elena Giner, les habló de su trasformación.
Giner puso en conocimiento de los agentes de la UAPO que su trabajo continuaría siendo el mismo y en furgonetas. Eso si, el empeño de variar el nombre y el uniforme, se ha conseguido.

El asunto de la uniformidad no es baladí. Hacer el mismo trabajo con otra uniformidad no garantiza ni la seguridad de los policías ni la prestación al ciudadano.
Si escuchamos a los agentes queda claro que una unidad especial es necesaria. No es lo mismo controlar el tráfico que controlar un botellón.

Ahora de momento, mismas funciones hasta enero y crispación. La intranquilidad no beneficia  al desarrollo de las funciones del día a día.

Ayer, la reunión con la UAPO, dejo clara la postura de un gobierno de Zaragoza que expira tomando medidas sin consenso de los grupos políticos ni de los sindicatos.

Zaragoza ha sido siempre una ciudad de acuerdos, una ciudad segura. Si desmontamos todo lo construido perderemos un tiempo muy valioso.

El asunto de la policía local muestra aquello de todo para el pueblo, pero, tal vez, sin el pueblo.
Construir, trabajar y seguir creyendo en el amor romántico seguirá siendo la ambición de la mayoría.

domingo, 21 de octubre de 2018

Zaragoza a siete meses...


"No, en ningún momento se ha hablado de disolver la unidad de la policía local que monta caballo", afirmaba, Alberto Cubero, este pasado viernes en EsRadio Aragón. El concejal de Servicios Públicos no dice la verdad.
El Quinto Teniente de Alcalde,  hacía estas declaraciones en el marco de una defensa política sobre la "transformación" de la Unidad de Apoyo Operativo, la UAPO.

Los sindicatos CSL, OSTA, STAZ, CSIF. F y UGT, en julio de 2017, firmaban un documento conjunto mostrándose en desacuerdo con el plan de actuación para un nuevo modelo de seguridad en Zaragoza. El modelo era presentado por Zaragoza en Común. En el mismo, se indicaba, la supresión de la unidad de caballería.



El edil, entonces, falta a la verdad o  ignora lo que en el gobierno de la ciudad se gesta. No solamente "hubo dudas sobre el trato que se les podía dar a los caballos en esta unidad". Se fue más allá. 
Lo que no se consiguió con los policías a caballo, se ha logrado con otros sectores y con los siguientes en la lista. Este martes los  que han dado seguridad en grandes eventos, en olas de robos en el Barrio Oliver, controlando botellones,...se reunen con la concejal del ramo para saber de sus nuevas responsabilidades.

¿Será finalmente disolución o trasformación? ¿Por que no han sido más contundentes llevándolo en el programa de gobierno? ¿Será verdad que entre las diferentes familias de ZEC hay problemas de comunicación?

Está claro el modelo de  ciudad que este grupo político quiere para los zaragozanos. Cada jornada más claro se presenta. A la mente: la calle don Jaime, la supresión de la UAPO, el centro Luis Buñuel,...
La gran mayoría de los ciudadanos abren expectantes los ojos cada mañana. ¿Cuál será la medida de hoy para contentar a sus votantes? Queda claro que, a falta de siete meses para las elecciones, crear enfrentamientos entre policías, malestar entre los comerciantes y crispación en la calle, parece ser su objetivo..

Solo contentar a algunos grupos no es ser coherentes con el cargo que se ostenta.

"No hay democracia sin determinación", decía Julio Anguita. 
 Las elecciones, en breve, llegarán para todos.


jueves, 18 de octubre de 2018

¿Se disuelve o se transforma la unidad de la policía local?

¿Gobiernan solo para sus votantes? A siete meses para las elecciones municipales los titulares "inquietantes" se multiplican. 

La disolución de la UAPO, la unidad de apoyo operativo de la policía local de Zaragoza, no parece un hecho al azar. Dicen, se disuelve o transforma, por una sola razón: contentar a los votantes de Zaragoza en Común. Votantes que miran a la policía local con una visión trasnochada, la contemplan  como una fuerza de represión que hay que destruir. 
La UAPO ha sido apoyada con escritos por asociaciones de vecinos de la ciudad. El trabajo de estos policías, por ejemplo, en el Barrio Oliver, ha contribuido en gran medida a frenar una ola de delincuencia. 

Desde hace tiempo, se habla de la orden a estos funcionarios, de no actuar en el rastro con los ilegales. Una medida que también se vislumbra en ciudades como Madrid o Barcelona. 

La policía local no es una fuerza represora, su función es la contraria, la de  guardar la seguridad en las calles de Zaragoza. ¿Quién se ocupa de tener unas fiestas seguras? 

 Una pregunta se añade en esta jornada: ¿se disuelve o se transforma la unidad de la policía local? Esta es la cuestión hoy. Ahora el trasfondo, además de los votantes, está en las luchas internas entre las diferentes familias que integran ZeC. Algunas, al conocer realmente el trabajo de la unidad, quisieran dar marcha atrás con lo publicado. Contentar a todos no será sencillo. La pena es que por el camino unos funcionarios están en la cuerda floja. La tormenta perfecta se ha gestado. 


Conciertos millonarios por imposición y disoluciones de cara a la galería. De ser así, esto no sería política, otro  nombre se impondría.