domingo, 20 de enero de 2019

Contigo pan y cebolla


En la vida como en el amor dicen que los opuestos se atraen. Es verdad que las grandes historias de amor están llenas de parejas con gustos dispares.



Cuando una relación comienza, seguramente el amor y las ganas de estar juntos, permiten superar cualquier desacuerdo. En los primeros tiempos de la relación se elaboran sin saberlo los llamados "códigos de entendimiento".



Cuando el tiempo va pasando, los que tienen gustos dispares, deberán poner más dosis de paciencia, y de entendimiento. Los problemas se suplirán mejor si el amor es sincero y desinteresado. Si solamente es amor.



En una pareja es muy importante la flexibilidad. Frases como "yo soy así no voy a cambiar" ponen muy difícil el futuro de los amantes.

En una relación de pareja hay dos frases que pueden adivinar una fractura: "no sé" o "yo soy así".



El amor puede con todo, mueve el mundo, supera gustos diferentes… Siempre que sea de verdad.



Parece que aquel amor del que presumían en mareas, confluencias o comunes, era de intereses. Ahora que el tiempo ha pasado, desgraciadamente, se cumple aquella teoría del psicólogo Bernabé Tierno: la pasión baja a los seis años de convivencia.



En Madrid Errejón, Carmena e Iglesias. En Zaragoza Santistebe y Puyalon.



"Sin ser lo que buscaba, terminaste siendo lo que necesito", dicen algunos enamorados. Hay historias en las que será todo lo contrario.



El "contigo pan y cebolla" solo funciona cuando el sentimiento es verdadero.

Editorial "La Vida en Aragón" 18-1-2019:

https://www.ivoox.com/18-01-2019-la-vida-aragon-audios-mp3_rf_31584102_1.html?autoplay=true


domingo, 13 de enero de 2019

Si fuese nuestra madre: ¿el tratamiento de la noticia sería el mismo?


Si fuese nuestra madre: ¿el tratamiento de la noticia sería el mismo?

¿Se es consciente del dolor añadido que supone para una familia, ser portada de un informativo fruto de un suceso?

El comodín “tiene enfermedad mental y no tomaba la medicación” ¿es necesario?
Mantener el plano de las cámaras en la fachada de una vivienda… ¿ayuda a comprender la historia o mortifica más a una abuela, hermana o tía?

Parece que en los médicos de comunicación juguemos al “más difícil todavía”. El titular diario, da la sensación, nos obliga a superar con creces al del día anterior para ser los primeros, para subir la audiencia.

“Rellenar “el tiempo de emisión, polemizar u opinar sin sustrato, es en algunos medios, la práctica diaria.

La sensibilidad que genera la cercanía a los hechos acontecidos en Fuentes de Ebro, este pasado viernes, hace que esta reflexión sea más personal y sentida.

¿En cuantas ocasiones los comunicadores nos ponemos en la piel del otro? Cuando ofrecemos datos de los acontecimientos luctuosos que relatamos en radio, tv o prensa no suele reflejarse si el "presunto” era hipertenso o diabético. Pero, parece, reflejamos siempre su “salud mental”. ¿Porqué?

Los medios deben contar lo que sucede a su alrededor y también volver a meditar aquello de: “no dejes que la realidad te estropee una buena noticia”.

La rueda de la audiencia, de lo escabroso, de las tertulias donde a nadie se escucha, del mal gusto…debe parar.

Si, algún día, el titular del suceso lleva el nombre de nuestra familia… ¿nos gustaría que el plano de la cámara enfocase nuestra casa?

"Ante todo, respetaos a vosotros mismos", decía Pitágoras.

martes, 25 de diciembre de 2018

Feliz Navidad


Magia es tener cada año un plato de modesto cardo con almendras.
Magia es sentirse arropado por un abrazo o una llamada telefónica.
La navidad es magia.

El hechizo está en las personas que nos rodean, en la actitud de cada uno de nosotros ante la vida, en  poder regalar una caja roja llena de amor de 1000 sabores.

El corazón se torna esponjoso en estas fechas ¿será que finaliza un año e inconscientemente hacemos balance de nuestras emociones? ¿Será que, con fe o sin ella, tenemos la necesidad de sacar la bondad natural que lleva el ser humano?


Es de destacar que, hasta los más alejados de creencias religiosas, los que no creen en misterios ni en nacimientos, ni en estrellas, también celebran, regalan y felicitan. Le llamemos como le llamemos, el hecho está en que el ser humano necesita el cobijo de la familia, de ese gran abrazo que se produce en Navidad.  El sentido del humor, el agradecimiento por un año más de estar juntos es el objetivo.



Fuera de  explicaciones racionales o con ellas: un niño nació y su nacimiento nos llenan de alegría.

Que borre su magia todo lo oscuro y nos regale mucha luz.

Que la Navidad se multiplique 365 días.