jueves, 4 de junio de 2020

Condena al Gobierno de Aragón


Enhorabuena a todos los sanitarios. El primer reconocimiento de los muchos que deberán llegar a los que han luchado por vocación, con generosidad y sin mirar el riesgo de subida.


Han estado meses sin abrazar a sus familias. Preocupados por salvar vidas con el material que tenían a mano. Algunos han tenido que decidir con todo dolor de corazón, a quien salvaban. No había respiradores ni UCIS para todos los enfermos. Esa decisión, durísima, los acompañará durante mucho tiempo.

Este premio deberá recordarnos cada día que su arrojo ha salvado vidas. También que debemos arropar a quienes han tenido que luchar Contra dos frentes: el virus y la mala gestión del gobierno o de la consejería del ramo.

Tras una etapa de estrés, llega un bajón emocional. No permitamos que los sanitarios se queden solos ante él. Ellos no han reblado, nosotros debemos estar a su lado.
  

Y el conjunto de los ciudadanos, como los sanitarios, no debemos quedarnos quietos ante tanta majadería y mentira que ayer, por ejemplo, escuchamos en sede parlamentaria.

¿Es gratuito mentir en este país?

¿Dónde está la oposición beligerante?

No estamos en tiempos de medias tintas, hay que sacar la rasmia o nos decepcionarán: unos por mentirosos y otros por consentir la mentira.

Afortunadamente, y esta es la gran noticia del día, nos quedan los juzgados como el de lo social de Teruel. Ha condenado al gobierno de Aragón por no proporcionar material de protección a los sanitarios durante la pandemia. Es una de las muchas condenas que irán saliendo.

El sindicato aragonés FASAMET, su protesta en los juzgados llegaba cansados ya de no recibir respuesta de los responsables del gobierno de Aragón. Más aún el presidente de esta comunidad, Javier Lamban, ante las peticiones de los sanitarios y su denuncia en los juzgados respondió: "que no pongan palos a la rueda".

Los días irán sacando a la luz toda la verdad de los hechos sucedidos en estos últimos meses. Quedan por responder muchas preguntas ¿por qué tanta imprevisión de las autoridades sanitarias? ¿por qué no se realizaron test a los sanitarios? ¿Existía el miedo a que hubiese demasiados contagiados entre el personal sanitario de los hospitales?

La consejera del gobierno de Aragón dimitió. Y van llegando los días en los que los valientes que denuncian irán viendo caer a aquellos que intentaron hacernos comulgar con ruedas de molino. Aquellos que cada día han herido nuestra inteligencia.
 
Todo no queda impune.

jueves, 28 de mayo de 2020

El honor y los hechos


Dicen que uno de los puntos geográficos en Aragón de mayor carga eléctrica por tormentas, se halla entre las localidades de Alcañiz y Andorra. La N-232 penetra impenitente en la tierra bajoaragonesa en ese punto.
Fue allí, una tarde de primavera, al atardecer, cuando la fuerza del chaparrón superó la rotación de los limpiaparabrisas.
 La visión y la conducción se hicieron imposibles. Había que detener el vehículo instantáneamente, en el arcén, no había posibilidad de avanzar un metro sin riesgo de salir de la vía o de impactar con otro viajero.

Los relámpagos y truenos cincelaban un escenario becqueriano.

Abrir la puerta para buscar en el maletero unos nuevos limpiaparabrisas constituía toda una hazaña. La tormenta perfecta se había configurado en aquel punto de la nacional. El viento tumbaba el cereal.
Con mucho esfuerzo conseguí abrir el maletero del coche; en aquel instante el sonido de un claxon me sobresalto.
Tras de mi un coche patrulla de la Guardia Civil.
Un agente bajo del mismo y se encaminó a la parte trasera de su vehículo para señalar el incidente. El otro agente se acerco para indicarme que entrase en mi automóvil. Con las palabras justas supo de la avería. Me indico que continuase dentro. En unos minutos y con gran precisión cambio la pieza. Le di las gracias, miro a su compañero y me hizo señales para que continuase el trayecto.
Nunca supe si los guardias pertenecían al cuartel de Alcañiz, Calanda, Andorra, Calanda o Hijar. Nunca pude agradecerles aquel gesto. Su ayuda me hizo regresar puntual del trabajo a mi casa y abrazar a mi pequeña.

Muchos años mas tarde, en otra comarca aragonesa, dos guardias civiles eran los primeros en socorrerme tras un gravísimo accidente de tráfico.

Esa es la Guardia Civil. Es la que habla con nuestros mayores y les da cariño en los pueblos mas pequeños, la que vela por que no se produzcan hurtos en el medio rural, la que cuida del medio ambiente y de que no se produzca maltrato animal, son los agentes que localizan plantaciones de marihuana…
La Guardia Civil es la que durante semanas busca en el fondo de un rio el cadáver de un hombre que caía a las aguas con su coche tras un infarto.
Tambien es la que nos multa cuando no cumplimos la normativa de tráfico, aunque en ocasiones creamos que el “guardia tenía un mal día”.

A ellos, con un sueldo por debajo de su nivel de riesgo, se les utiliza ahora como cabeza de turco. Cada día es mayor el nivel de desinformación, de utilización de las noticias, de lanzar mensajes que poco tienen que ver con la realidad. Cuando parecía que todas las instituciones eran susceptibles de manipular, el Gobierno de España choca de frente y sin calcular riesgos con:” El honor es mi divisa”.

Hay muchos ciudadanos que dicen estar cansados de tantas aperturas de programas de radio con titulares que hablan del “mal gobierno”, de la crisis sanitaria en nuestro país. Y tienen razón, es agotador para todos. Pero es una obligación diaria para aquel que comunica, cumplir con la tarea de buscar la verdad de los hechos.
Ayer fueron las cifras erróneas de las muertes por covid19, antes las mascarillas, durante  el poco respeto a los sanitarios, hoy la Guardia Civil y sus destituciones.
Todo es superable sin duda, presidentes de EEUU son ejemplo de ello, los titulares se superponen siendo cada día más gruesos de digerir. Aunque parece que manifestaciones de sanitarios que provocan la destitución de una consejera y Guardías Civiles que anteponen el honor al ascenso, nos reconcilian con la vida.

Digan lo que digan ministros y directores generales, nunca conseguirán  borrar el intenso abrazo de mi hija a la salida de la guardería aquella tarde de tormenta, gracias a la pericia de un agente anónimo.

Los años, probablemente, hagan recordar a quienes ahora creen estar por encima del honor, que la conciencia es el mayor alimento del alma.
“Ut sementem feceris, ita metes” decía Cicerón


lunes, 25 de mayo de 2020

Discursos de trilero frente a trabajo diario


"Si no puedes explicarlo de forma sencilla, es que no lo has entendido".

A veces esta frase de Einstein, se la podríamos enviar por burofax a muchos que nos lanzan discursos vacíos.

Por ejemplo, párrafo extraído de una nota de prensa de Teruel Existe: "lograr unas mesas de trabajo solidarias y proactivas que tengan el máximo consenso y participación posibles que integren a la sociedad civil".

Una frase más: "trabajo sumando la inteligencia colectiva de la sociedad, para crear el pacto para la reconstrucción de Teruel"..

Más de 20 mesas, varios redactores, coordinadores, coordinadores generales, documentalistas… ¿Y la reacción? Como en el teatro tras la acción ¿cuándo y cómo vendrá el desenlace?.

¿Sirven de algo más de 20 reuniones de trabajo y tantos asesores si no hacemos nada práctico? ¿Cuándo lo haremos? No es esta  formación política única en este tipo de acciones, son varios los partidos que desde hace tiempo solo nos muestran la peor cara del "trilerismo" para gobernar y obtener poder.

Por contra: reacción diaria del Banco de Alimentos de Zaragoza o Teruel, de Cáritas, de Cruz Roja, de Cruz Blanca, de Fundación la Caridad y de tantos comedores sociales.

Hasta hoy se han concedido en el Ayuntamiento de Zaragoza, más de 11.000 peticiones de ayuda de urgente necesidad. En Cáritas se atienden 1000 nuevas personas cada semana. El Banco de Alimentos reparte productos a 200 organizaciones que atienden a 26.000 personas. Estas entidades  hacen sencillo lo complejo porque entienden el problema y su afán es el de procurar solución diariamente. Acción-reacción.

¿No serían mas eficaces menos mesas de trabajo "sumando la inteligencia colectiva" desde la política y más ver la realidad y conjugar el presente?. ¿A quien intentan engañar?¿porque se pierde tanto el tiempo y el dinero?

Los tozudos hechos recorren cada día nuestra vida más cercana. Pocas explicaciones son necesarias para ver quién trabaja de verdad y quien pone palos a la rueda. Algunos,  con el discurso del mejor trilero, pretenden hacernos creer que son los grandes salvadores de la  patria: sin investigaciones, naturalmente...