miércoles, 28 de noviembre de 2018

¿Que salud tienen los informadores aragoneses?




"El periodismo es el mejor oficio del mundo", decía Gabriel García Márquez.
  
Es posible que esta hermosa frase haya inspirado al investigador Santiago Gascón, miembro del departamento de psicología y sociología de la Universidad de Zaragoza. Gascón ha emprendido un proyecto que busca la mejora de las condiciones de trabajo y de la salud, de los profesionales de la información en Aragón. Pretende establecer una cultura preventiva en este sector laboral.

Es curioso que la Unión Europea convoque por segundo año consecutivo ayudas para desarrollar esta investigación.

Recuerdan aquella frase de ¿quién cuida al cuidador?

Aquí, en el sector de la comunicación, ocurre lo mismo. Los profesionales de la información cada día ponen sobre la mesa asuntos que tiene que ver con todos los sectores profesionales de la sociedad, sus problemas, sus retos, los logros, y ¿quién saca a la luz el diario de los comunicadores?

Los profesionales de este campo debemos someternos a un ritmo vertiginoso, actualizarnos cada minuto, tener capacidad de análisis, juicio y ética. La situación laboral no siempre es la óptima. Como a cualquier trabajador todo ello afecta a la salud física, psíquica o social que a la vez aplicamos al trabajo. A ello se une una formación de por vida que no implica poder realizar el "reportaje de investigación" al que muchos aspiran.

"Los medios han sufrido un cambio hacia la banalidad, explica el profesor Gascón, que a muchos informadores no gusta". Se pide opinión rápida, sin reflexión, cuando los profesionales podrían profundizar y mostrar el alto nivel de conocimiento que poseen. En muchos casos deben ocuparse de "otras tareas".

Estamos en un tiempo en el que se pretende matar, sustituir o manipular al mensajero. Afortunadamente esta crisis en los medios dará frutos muy positivos. De hecho, ya en EEUU se está implantado la moda de pagar por las noticias trabajadas, reales, documentadas.

Sabremos dentro de pocas semanas el nivel de stress de los comunicadores aragoneses. Lo revelará el estudio de la Universidad de Zaragoza.

Seguramente, la mejor prevención contra el exceso de presión, será siempre la maravillosa mirada del periodista, Valeriano Jarne, al repetir en la redacción: "Que bonita es la vida". Él sabía muy bien el significado de estas palabras...





No hay comentarios:

Publicar un comentario