jueves, 27 de junio de 2019

Impugnación a la vista


Se pide la nulidad y que el proceso vuelva repetirse. 

Una reclamación llegaba ayer al ayuntamiento de Zaragoza.
Es un serio aviso a navegantes. Se piden explicaciones sobre el proceso seguido al otorgar ayudas por valor, en algunos casos, de 50.000 €. 

¿Quién es el responsable final? 
Convocaba la concejalía de cultura del ayuntamiento de la capital del Ebro, hace dos años. Ayudas para los músicos, residencias musicales en el auditorio de Zaragoza. Promoción de la música y difusión del trabajo de estos profesionales era, en principio, una idea extraordinaria. Eso sí, a lo grande, con seis grupos residentes. Una medida importante si la comparamos con otras ciudades españolas en las que tan solo un grupo recibe la cesión del espacio, he incluso, se le puede contratar un concierto o no, dependiendo de la calidad de su trabajo durante ese tiempo como residente.

Este pasado mes de mayo, previo a las elecciones municipales y autonómicas, se volvía a convocar a las formaciones musicales a selección. Se sacaban las bases y se procedía a otorgarlas. Un proceso en el que muchos se llevaron las manos a la cabeza. Se habló, se criticaron las formas y se ha pasado a la acción. Podría impugnarse esta resolución. ¿Quién era el jurado? ¿Qué criterios racionales se han seguido?

De los 13 proyectos presentados, ya advertía la concejal María Navarro, a declaraciones de esRadio Aragón: "Algunas no cumplían los requisitos requeridos respecto a la antigüedad, pagos de seguridad social y hacienda al corriente o viabilidad económica". Sin embargo, se les premio con 50.000 €. Un proceso extraño, rápido que "dicen" se hizo para favorecer a formaciones musicales cercanas en amistad al concejal Rivarés.

El caso es que "ha estallado la bomba". Además de palabras y palabras se ha pasado a la acción. Una de las formaciones musicales que participaba en la convocatoria y no era seleccionada exige se expliquen dudas más que razonables. Una reclamación administrativa está en curso. Podría incluso ser punto de arranque para invalidar unos resultados que, en algunos grupos, no se entienden. Alguno no debería haber podido optar ni a la convocatoria. Alguno, sin mezclar el grano con la paja.

La valentía y la razón son armas más que suficientes. Con argumentos y hechos se llega a la verdad. No es sencillo ser valiente en un sector en el que quien habla puede quedarse sin trabajo. Pero estos profesionales están tan cansados de "pillerías" que ya alzan la voz y los escritos. Ayer el primero.

Cada uno es responsable de su gestión. El tiempo todo lo pone en su lugar. No se puede gobernar a golpe de amiguismo despotismo. Ya aflora el iceberg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario